Procedimientos con tecnología para reemplazar dien
Dentadura cero kilómetros
 
Los implantes dentales en los que la raíz perdida se reemplaza por una hecha a base de titanio dan paso a un cambio radical para quienes han perdido sus dientes. Dígale adiós a los incómodos y antiestéticos puentes.


Juliana Hernández
Periodista

Fotos: JAIRO HIGUERA

El descuido de muchas personas con su dentadura, así como traumas o accidentes que tienen como consecuencia la pérdida de las piezas dentales, conllevan a que estas deban ser extraídas y reemplazadas por unas nuevas artificiales. Por años han sido tradicionales los ya conocidos puentes o cajas, sin embargo, los avances tecnológicos y la necesidad de tener una mordida estética pero, sobre todo, funcional han hecho que en el mundo y, desde luego en Colombia, se implementen nuevos procedimientos para lograr una salud bucal integral.

Así lo ratifica el colombiano Eduardo Farias, quien a sus 63 años de edad dijo adiós al puente removible que se quitaba para dormir y no le permitía comer alimentos duros o reírse con espontaneidad. Él, como muchos adultos de hoy en día, vivió su juventud en la época en la que la solución a una caries muy profunda era sacar la pieza dental y la costumbre de visitar al odontólogo era casi inexistente.

Este hombre usó desde cajas completas hasta las que con uniones metálicas sostienen las piezas entre sí formando un falso paladar. Si bien estos dispositivos le daban a su boca la posibilidad de cumplir sus funciones normales, sentía incomodidad constante y en ocasiones, dolor. Fue entonces cuando se decidió por los implantes.

Andrés Felipe Guzmán, presidente de la Sociedad Colombiana de Prostodoncia (área de la odontología especializada en la rehabilitación o reemplazo de dientes afectados o perdidos mediante estructuras dentales protésicas), explica que ahora es poco común el uso de puentes o dentaduras removibles, gracias a la tecnología y el conocimiento, que han puesto a disposición del paciente efectivos y sencillos tratamientos como los implantes dentales.

Estos dispositivos son sustitutos artificiales de las raíces naturales de los dientes y funcionan como pequeños anclajes en forma de tornillos que se colocan dentro del hueso maxilar. Los dientes de reemplazo van unidos a la parte del implante que sobresale a través de la encía.

Los implantes que hoy existen para reemplazar las piezas perdidas están hechos a base de tornillos de titanio –un material compatible con el organismo– que ejercen la función de raíz natural del diente, al que se le adhiere la corona y que no puede removerse posteriormente, porque actúa como una dentadura completamente natural.

Cuando apareció esta revolucionaria técnica, inicialmente debía hacerse una preparación de la encía, realizar el implante y seis meses después esperar a que se adhiriera al hueso (osteointegración), para luego poner la corona. “Hoy se pueden colocar los implantes y las coronas en el mismo día, lo que se conoce como carga inmediata, en situaciones de óptima calidad”, indica Guzmán.

CON EXACTITUD DE RELOJERO
Marlon Becerra, odontólogo y director de la Unidad de Estética Dental, en Bogotá, señala que el éxito de estos procedimientos radica en la planificación y en el diagnóstico. Es preciso encontrar el sitio exacto en el que se debe ubicar el implante, y Colombia, gracias a un convenio con una entidad sueca, realiza estos procedimientos con total precisión.

“Nosotros utilizamos un avanzado sistema diagnóstico en el que enviamos la información del paciente a una planta robotizada en Suecia; ellos desarrollan el mapa del proceso quirúrgico y envían una guía que especifica en donde se debe poner cada pieza; eso en tecnología es lo más avanzado que existe porque no hay necesidad de levantar la encía del paciente”, dice el especialista, quien implementó el procedimiento en el país.

La metodología es conocida como Nobelguide y su ventaja consiste en facilitar el procedimiento para el paciente porque disminuye el dolor y el tiempo de intervención. Una recomendación muy importante es que debe realizarse por un implantólogo experto, que haya recibido una capacitación para entender y aplicar el sistema.
Después de la recuperación no existen cuidados especiales, porque, según lo explica el odontólogo Becerra, “estos implantes funcionan mejor que una dentadura natural, es como tener dientes cero kilómetros”.


Esta técnica no tiene restricciones, pues es posible aplicarla en cualquier tipo de paciente; sin embargo, en los fumadores se ha comprobado que el índice de éxito disminuye en un 15%.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS
¿Quiénes son candidatos para esta técnica?
Aquellas personas que han perdido completamente más de 2 ó 3 piezas dentales. El candidato ideal debe tener una salud general adecuada para la colocación de los implantes, buena salud bucal y un hueso maxilar capaz de recibirlos. Igualmente importante es que el paciente se realice una higiene oral apropiada y que cumpla con las visitas periódicas al odontólogo para su control. En ocasiones a veces es mejor usar ortodoncia para eliminar el espacio que queda tras la pérdida de un diente; incluso, porque cuando esto ocurre, los demás se desacomodan.

¿Quién debe hacer estos procedimientos?
Según la Sociedad de Prostodoncia, el especialista encargado de la colocación de los implantes es normalmente un cirujano maxilofacial o periodoncista, ya que este cuenta con el entrenamiento necesario para el manejo quirúrgico de los tejidos blandos y duros, además de estar familiarizado con el manejo de la farmacoterapia requerida para minimizar las complicaciones posquirúrgicas. La cirugía de implantes en manos de un profesional que no tenga un correcto entrenamiento no es para nada recomendable, ya que se pueden presentar complicaciones severas de toda índole.

¿Cuánto cuesta?
La pieza en titanio puede costar entre $1 millón 800 mil y $2 millones y medio (entre US$900 y US$1.000), y la corona entre $1 millón y medio y $2 millones 300 mil (entre US$750 y US$1.200); es decir, el tratamiento cuesta cerca de $3 millones (US$1.500) por diente.

¿Cuánto dura un procedimiento de implante?
Dependiendo de la cantidad de dientes por implantar, pero en general dura 40 minutos y se realiza con anestesia local.

¿Cómo es el posoperatorio?
En el posoperatorio el paciente debe tener ciertos cuidados recomendados por los expertos como: mantener una dieta blanda durante los días posteriores, el primer día adelantar una terapia de frío con alimentos a baja temperatura para contrarrestar la inflamación; se formulan antibióticos para prevenir infecciones y analgésicos para atacar el dolor.



Unidad de Estética Dental: Calle 91 Nº 15-15 Bogotá Tel.: (57) (1) 621 7179.
Clínica Loyola Dental Center: Avenida 15 Nº 122-85 Of. 406 Bogotá Tel.: (57) (1) 619 3000.

 

 

 
COPYRIGHT © 2008 LEGIS S.A.
 
 
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited.
All rights reserved