el aumento del pene
En boga cirugía para el aumento del pene
Especialidades el número de procedimientos para alargar y engrosar el pene está en crecimiento; en Colombia, los cirujanos plásticos y los urólogos cada vez hacen la operación con técnicas más efectivas.


El tamaño del pene es una de las grandes fijaciones del género masculino. Muchos creen que su medida es directamente proporcional a la virilidad y al grado de satisfacción sexual que producen a sus parejas y se lo operan para aumentar el tamaño; sin embargo, algunos presentan otras indicaciones como microfalias (penes de menos de ocho centímetros en erección), obesidad que oculta el pene o atrofias congénitas o posquirúrgicas y por ello deciden hacerse una faloplastia o cirugía para lograr el aumento del miembro. En efecto, las razones para realizarse esta operación van desde lo funcional hasta lo estético. Felipe Coiffman, profesor de cirugía plástica de la Universidad Nacional de Colombia y miembro de la Academia Nacional de Medicina, explica que muchos hombres argumentan actualmente que, si las mujeres se hacen cirugía de busto y de cola para aumentar su autoestima, ellos pueden hacer lo mismo con el “mayor representante de su sexualidad”. Y las cifras así lo demuestran. En el pasado congreso de cirugía plástica realizado en Tokio –explica Coiffman– se presentaron 348 casos sobre faloplastias de engrosamiento y alargamiento, y en Estados Unidos se realizan cerca de 15.000 intervenciones de este tipo al año. Una decisión de centímetros Cuando se toma la determinación de entrar al quirófano es indispensable ponerse en las manos de un experto, ya sea cirujano plástico o urólogo, que tenga experiencia en este tipo de intervenciones. Esto porque el pene cuenta con importantes irrigaciones sanguíneas y con cuerpos cavernosos y esponjosos con los que se debe tener especial atención. Lesionarlos puede producir problemas posteriores de erección. A esto se suma que existe publicidad engañosa que les promete a muchos un alargamiento de hasta 6 ó 7 centímetros. “Las arterias y las venas no pueden estirarse esa cantidad. La verdadera longitud que se puede dar de más oscila entre los 2 y 3 centímetros”, dice Felipe Coiffman. Para realizarse la cirugía el paciente recibe anestesia local. El procedimiento inicial se conoce como zetaplastia (técnica quirúrgica) y consiste en alargar la piel del pene en el sitio en donde este se implanta al pubis (ver ilustración). Cuando el paciente es obeso es necesario extraer grasa de esta área. Luego se inyectará grasa debajo de la piel del pene, que general-mente es del mismo paciente, se retira de la zona abdominal, y es lo que hace que el pene se engrose. La operación es apta para cualquier hombre que lo considere necesario, independiente de si los problemas que tiene en su órgano reproductor son funcionales o estéticos. Sin embargo, se recomienda que se abstengan pacientes con trastornos compulsivos por el sexo, que esperan tener un alargamiento mayor de lo real. Tampoco es una cirugía apta para quienes tengan enfermedades en el pene, o que sufran afecciones venéreas; es preciso tratar primero este tipo de enfermedades antes de someterse a una intervención de engrosamiento o alargamiento. “La cirugía no se debe practicar en quienes tengan problemas como eyaculación precoz o disfunción eréctil, y que crean que a través de la intervención van a solucionar su problema”, recalca Coiffman. “Este tipo de patologías relacionadas requieren tratamientos diferentes”. Esta intervención dura entre hora y media y dos horas, es ambulatoria y requiere de anestesia local. Al paciente se le dan previamente medicamentos que contienen analgésicos y sedantes, con el fin de que resista las inyecciones de la anestesia. Esta operación tiene tasas de éxito cercanas al 95%, sin embargo, siempre es importante que una persona idónea esté al frente de ella para que respete siempre las estructuras anatómicas del pene y alcance los objetivos planteados. Lo que UD debe saber ¿Cuáles son los cuidados durante el posoperatorio? Después de la cirugía se debe emplear una compresa en la base del pene. A los ocho días se retira y se debe acomodar la ropa interior o poner un pañuelo, para que sirva como sostén. La idea es que presione el pene hacia abajo, y así el ligamento superior no cicatrice y vuelva a su estado inicial. De esta forma se promueve un alargamiento natural. Esto debe realizarse por 1 ó 2 meses, mientras los puntos en el dorso del pene se retiran a los 12 ó 15 días. ¿Las relaciones sexuales mejoran con el alargamiento y engrosamiento? Sí. Específicamente con el engrosamiento. ¿al cuánto tiempo se pueden tener relaciones sexuales? Luego de tres semanas después de haberse practicado la cirugía. ¿Cuál es su costo? De acuerdo con el procedimiento que se realice el valor oscila entre 500 y 1.000 dólares. A eso debe sumársele 500 dólares más por los gastos de sala y la anestesia. Phalloplasty: a few centimeters of self esteem There is an ever growing amount of penis enlargement and enhancement procedures now available, and Colombian plastic surgeons and urologists are employing more effective techniques every day.When a patient decides to go into an operating room for such procedure, he should place himself in the hands of expert and experienced plastic surgeons or urologists, as the penis has multiple blood vessels and cavernous and spongy bodies that deserve careful attention because if they are injured, there may be subsequent erection difficulties. Besides, the person should be aware of deceiving advertisements promising 6 or 7-centimeter enlargements. “This kind of surgery should not be performed in individuals with problems such as premature ejaculation or erectile dysfunction who think they may solve their problems with the procedure”, says doctor Felipe Coiffman, known as founder of plastic surgery in Colombia. The procedure is done under local anesthetics and it uses oil injections to obtain the desired effect. After surgery, the area should be covered with dressings for two weeks, and a month after the patient can resume his sexual activity.

 

 

 
COPYRIGHT © 2008 LEGIS S.A.
 
 
Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
Reproduction in whole or in part, or translation without written permission is prohibited.
All rights reserved